No te fíes de tus recuerdos ni de lo que crees haber visto: es posible que estés equivocado