San Cristóbal, un día después de las inundaciones por el fuerte oleaje