La Policía ha detenido a un hombre por conducir un patinete eléctrico capaz de ir a 111 km/h