El Tinder de nuestros políticos: ¿mejor acuerdos puntuales o pactos duraderos?

El Tinder de nuestros políticos: ¿mejor acuerdos puntuales o pactos duraderos?