Cada seis segundos se pierde una superficie de selva tropical equivalente a un campo de fútbol

Cada seis segundos se pierde una superficie de selva tropical equivalente a un campo de fútbol