Jesus U

141 Flips | 1 Magazine | 2 Likes | 7 Following | 5 Followers | @udavenet | Keep up with Jesus U on Flipboard, a place to see the stories, photos, and updates that matter to you. Flipboard creates a personalized magazine full of everything, from world news to life’s great moments. Download Flipboard for free and search for “Jesus U”

Gerardo Medina

Luis Fernandez

Jesus Medina

Leobardo Alcalá

Luis Fernandez

Log In or Sign Up to View

This Facebook post is no longer available. It may have been removed or the privacy settings of the post may have changed.

Hipódromo de Guadalajara. c.1920 En los terrenos donde se encuentra la antigua central de autobuses.

Maestranza c.1950

Prolongación Av. 16 de Septiembre , vista de norte a sur, a principios de los 70s la mejor época de esta zona.

Calle Pedro moreno casi con Calzada independencia. c.1890 Staff Leobardo Alcalá

Las Águilas c. 1960

Plaza de armas y Palacio de Gobierno de Jalisco c.1900

El Puente del Diablo.(Otra versión) En el Estado de Jalisco en tiempos Coloniales el pueblo de Zapotlanejo y Puente Grande estaban separados por un ancho y caudaloso rio que impedía la comunicación entre ellos, las fuertes corrientes y la creciente continua del rio hacían peligrosos los traslados en canoa y las construcciones de los alarifes, que eran hombres que se dedicaban a la construcción, eran derribadas continuamente por la fuerza del rio. En uno de estos pueblos habitaba un hombre muy enamorado de una hermosa mujer; que vivía del otro lado del rio en el pueblo vecino. Este hombre, todas las noches intentaba cruzar el rio para ver a su hermosa amada, pero muchas veces no lograba cruzarlo. Después de varias noches de intentos fallidos para poder ver a su amada, el hombre se sintió desesperado y fue a refugiarse a una cantina hasta emborracharse, al salir de la cantina camino hacia el rio y estando frente a él, grito en 3 ocasiones: - “Daria mi alma por que existiera un puente, que me permitiera cruzar y ver a mi amada.” - “Daria mi alma por que existiera un puente, que me permitiera cruzar y ver a mi amada.” - “Daria mi alma por que existiera un puente, que me permitiera cruzar y ver a mi amada.” De repente…… las copas de los arboles mugieron, cómo un toro enfurecido, las aves nocturnas dejaron de cantar y la luna tímidamente se fue ocultando entre las negras nubes, del silencio sepulcral se dejó escuchar una cavernosa voz que decía: - ¡Soy el amo y señor de las tinieblas!. Estas seguro que darías tu alma. Insignificante mortal. El hombre sabiendo que se trataba del amo y señor de las tinieblas, pensó y respondió desesperado: - Si!!!. Daría mi alma por que existiera un puente para poder cruzarlo y ver a mi amada. A lo que el amo y señor de las tinieblas contesto: - Esta noche, antes de que cante el primer gallo, habré construido un puente que resista la corriente del fuerte rio y como pago, tomaré tu alma. Si para el primer canto del gallo no he terminado el puente, dejaré tu alma libre y el puente quedara hasta donde este construido. El hombre se retiró pensativo y asustado. ¡Había hecho un trato con el Diablo! Mas su ilusión era reunirse con su amada. Mientras tanto el Diablo, mando llamar a todos los demonios del averno, y comenzó con la construcción del puente. De repente allí estaban. Cientos de diablitos corriendo de aquí para allá, algunos empujando carretillas llenas de piedras y otros pegándolas. El puente quedaría terminado en tiempo y forma, según lo que les ordeno el diablo. Sin darse cuenta del otro lado del rio, una persona escuchó el pacto ahí sucedido. Corriendo fue a avisarle a la mujer el trato que su amado había hecho con el Diablo, está preocupada por su amado y sabiendo que estaba mal lo que él había hecho, inteligentemente fue al patio de su casa, y comenzó a golpear sus muslos, simulando el aleteo de los gallos, después entono un kikirikiiii tan esplendido, que los gallos de las casas vecinas despertaron y comenzaron a anunciar la llegada de la mañana. En segundos todos los gallos del pueblo cantaban, anunciando el alba, gracias a la astucia de la mujer. En el pueblo, el diablo saboreaba su casi seguro éxito. Solamente faltaba poner una piedra, y la pondría el diablo en persona. Iba trepado encima de una carretilla recibiendo vítores de los chamucos, cuando de pronto el canto de los gallos se escuchó por todo el pueblo. Entonces el demonio, al ver que estaba todo perdido, se arrojó a las aguas del rio seguido por todo el averno que trabajo en la construcción del puente, dejando tras de sí: carretillas, palas, cintas métricas, planos y demás enseres de la construcción. El alma del hombre enamorado fue salvada por su amada. Desde ese día, en ese puente existe un hueco secreto, que es en donde iría la piedra que el demonio no alcanzo a poner. Dicen los habitantes del pueblo que si alguien trata de poner alguna piedra en ese lugar, esta se cae al rio.

Leobardo Alcalá

CHALET NIGG O CASA BELL<br>Foto. c 1917<br>En la esquina surponiente del cruce de las avenidas Lafayette (hoy Chapultepec) y Vallarta, precisamente en la …

Av. de la República (hoy con el mismo nombre) al fondo la cúpula del templo de Sta. María de Gracia y las torres de Catedra

Leobardo Alcalá

Se reporta incendio en el Mercado Corona. Tal y como sucediera hace 104 años. A las 20:30 horas de este domingo se registró un incendio en el tradicional Mercado Corona en la zona centro de la ciudad. Según las autoridades, hasta el momento no se reportan víctimas, los veladores pudieron escapar. Sin embargo, al parecer la planta alta colapsó y aunque el incendio ya está controlado, se mantiene el cierre a la circulación en la inmediaciones del mercado. Estas son las noticias que nos duelen. Fotografía del incendio ocurrido a finales de 1910.

Mercado Corona por la Calle de Zaragoza. c. 1950

Un tapatío muy viejo Con sus 512 locales y mil 600 metros cuadrados de extensión, el Mercado Corona es heredero de una larga historia en la vida de la ciudad. Fue cementerio después de la fundación de Guadalajara; en el siglo XVI fue colegio para niñas y convento; después se convirtió en el segundo hospital de la ciudad, el de San Miguel, pero una epidemia entre 1785 y 1786 exhibió su limitada capacidad y el obispo fray Antonio Alcalde propuso construir el Hospital Civil. Entonces en el lugar fue construida la Plaza Venegas, que pasada la guerra fue llamada Plaza Independencia; en los primeros años del conflicto, por cierto, fue ejecutado allí el prócer José Antonio "El Amo" Torres, a quien recuerda el monumento de Hidalgo y Zaragoza. Por último el general Ramón Corona, en 1888, mandó construir el mercado, que fue inaugurado el 15 de septiembre de 1891. El 15 de noviembre de 1910 el mercado sufrió un gran incendio que obligó a reconstruirlo.

Antigua Plaza Universidad. c. 1900

Magnifica Imagen de Catedral. c. 1900

Vista de la Catedral. c 1900

Una de las fotos mejor logradas de la Historia de Guadalajara. Foto del Conjunto conventual San Francisco. c. 1880 P.S. du Pont / Longwood Collection

Av. Lafayette

Calle de Hidalgo y el mercado Corona a la Izquierda. c.1890

Interior del Mercado libertad o de San Juan de Dios.

Leobardo Alcalá