Carlos Humberto Flores Bello

18 Flips | 3 Magazines | 7 Followers | @q0zm0 | Keep up with Carlos Humberto Flores Bello on Flipboard, a place to see the stories, photos, and updates that matter to you. Flipboard creates a personalized magazine full of everything, from world news to life’s great moments. Download Flipboard for free and search for “Carlos Humberto Flores Bello”

SoulOne Mitología Hebrea [Demonología] Azrael «Azrael es el Arcángel de la Muerte. A él se le atribuye el rol de separar el alma del cuerpo al momento de la muerte, así como también la capacidad de ayudarnos a superar nuestro temor a la muerte en virtud de una mayor comprensión de la misma. Según cuenta una historia, este noble arcángel se autoexilió del Cielo para cumplir su misión. Azrael es el Arcángel de la Muerte en varias tradiciones extra bíblicas. Está presente en el sijismo, en el islamismo, en el cristianismo e incluso en el judaísmo. Su nombre deriva de “Izrail”, nombre presente en el Corán y que se traduce como “Quien a Dios ayuda”. Comúnmente conocido como “Malak al-Mawt” entre los musulmanes, Azrael es en esencia el ángel que separa el alma del cuerpo al momento de la muerte, guiándola después hacia la oscuridad eterna o la luz del Creador, según pesen más los méritos o deméritos del alma en cuestión. Diversos han sido los nombres con los cuales se ha visto asociado este arcángel: Ashriel, Azaril, Azriel, Izrail, y Ashrail, entre otros. En cuanto a su aspecto, por lo general Azrael es representado con una espada o una guadaña en virtud de su asociación con la clásica personificación de la muerte en forma de esqueleto vestido de negro. La vestimenta de Azrael suele ser una larga sotana o túnica negra con una capucha, lo cual no es fortuito pues el negro ha sido el color arquetípico de la muerte en distintos tiempos y culturas, tanto de Occidente como de Oriente. Existe sin embargo una representación mucho más impactante del Arcángel Azrael. A saber, en el Islam se lo describe como un ángel de setenta mil pies y cuatro mil alas, con un cuerpo cubierto de tantos ojos y lenguas como personas hay sobre la Tierra. Claramente se ve que la representación es simbólica, estando ligada al papel que se le da de ser quien escribe los nombres de las personas en el Libro de la Muerte. Por último, una interpretación más realista ha sugerido que Azrael es un arcángel rodeado por una luz blanquecina, no ya del blanco resplandeciente de la túnica de Gabriel, sino de un blanco mortecino y representativo de la naturaleza de la muerte. *AZRAEL Y SU MISIÓN Azrael tiene el título del Ángel de la Transición porque ayuda al ser humano en el difícil tránsito de la muerte. Este papel puede ser abordado desde distintas ópticas, pasando por la clásica visión en que Azrael separa el alma del cuerpo y acompaña al alma a su destino, hasta aquella perspectiva algo heterodoxa de la reencarnación entendida de una forma más perteneciente al esoterismo que a la religión, perspectiva en la cual Azrael es el guía espiritual del alma en el momento de pasar de una vida a la otra, tanto en el caso en que esa alma tiene que pasar (antes de encarnar) por diversos planos sutiles o lugares de estancia, como en el caso (enmarcado en otras teorías) en que esa alma tiene que asumir un cielo o infierno temporal y transitorio entre una y otra existencia. Es en esa función de Ángel de la Transición donde Azrael se encarga de dar paz al alma de quien va a morir, no solo en el momento de la muerte y en los instantes previos, sino en la difícil crisis que constituye el preámbulo de angustia y agonía propio de aquellos casos en que el individuo sabe que la muerte está próxima, tal como el caso del enfermo terminal (de SIDA, cáncer, etc.) o, por poner un ejemplo extremo, el caso de alguien que va a morir ejecutado o torturado. Y es que, y esto hay que señalarlo, Azrael no requiere que su ayuda sea solicitada para ayudar. Él simplemente está allí, incluso para muchos de los que no creen en su existencia. Mas él no se limita a ayudar al sujeto que va a morir: también ayuda a quienes sufren la agonía y la muerte de quien pasará al otro mundo. Es así que él derrama su “energía sanadora y luz divina”, otorgando consuelo, serenidad, aceptación y, sobre todo, una comprensión sabia y profunda de la muerte, no ya como el inquietante paso del ser a la nada, sino como el tránsito en que el sujeto abandona sus elementos transitorios y perecederos, triunfando sobre el vacío de la disolución en virtud de aquello que hay de eterno en él. Lo visto remite a la función de Azrael en torno a la muerte y su preámbulo, pero él, sobre todo para quienes piden su ayuda directamente o simplemente solicitan a Dios o a los seres de luz ayudas vinculadas a su función, puede ofrecer sus servicios. Tal es el caso de las personas que atraviesan crisis existenciales vinculadas a la comprensión de la muerte. Individuos que se preguntan cuál es la naturaleza de la muerte, que guardan un profundo miedo hacia ésta, o que se dejan hundir en la depresión pensando en que todo acabará con la muerte, en que sobrevivirán pero perderán su esencia, en que sus almas tendrán un destino desconocido pero ciertamente angustiante, o en que no tienen salvación y estarán condenados al suplicio eterno una vez dejado este mundo. En esos y otros casos Azrael puede inspirar en el sujeto en crisis la idea o las ideas pertinentes para una comprensión adecuada de la muerte, como también puede insuflar una profunda confianza en que el Creador no abandona a sus hijos en las crueles y mecánicas redes de la causalidad aparente, o bien un intenso sentimiento de esperanza de salvación que permita, en quienes están estancados en la culpa, salir del remordimiento e iniciar el camino de la reformación. Lo anterior muestra que el papel de Arcángel de la Transición es algo más amplio de lo que podría parecer, y esa amplitud abarca todavía otros aspectos. Así, toda crisis existencial puede, en tanto concebida como transición, ser potencial espacio para la ayuda de Azrael, pudiendo este arcángel colaborar en la liberación del dolor, de la ira acumulada, del sentimiento de soledad y de confusión, etc. Según cierta concepción de la tradición ocultista, Azrael es un ángel de los Registros Akásicos, siendo estos unos registros etéricos (el éter es un fluido intangible que penetra todo en el universo) de todo lo que ha sucedido desde el inicio de los tiempos y por tanto de los karmas buenos y malos de cada individuo. Otro planteamiento ocultista dice que Azrael es el Ángel del Espíritu, título éste que denota la capacidad de Azrael para ubicar nuestros cuerpos sutiles (el etérico, el astral, el causal, etc.) y el estado en que estos se encuentran, independientemente de la dimensión en que se encuentren. Finalmente y debido al vínculo intrínseco entre la actividad mediúmnica y el mundo de los espíritus desencarnados, algunos han dicho que Azrael suele ofrecer consejo y asistencia a los médiums que trabajan de manera seria y correcta, sobre todo si tienen el firme propósito de ayudar a las almas en pena que padecen sufrimiento y confusión en el más allá. *AZRAEL EN DISTINTAS TRADICIONES RELIGIOSAS -Judaísmo En el misticismo judío comúnmente se lo refiere como “Azriel”, no como “Azrael”, y frecuentemente se lo ve como una personificación del mal, aunque no como la personificación del mal o el mal en sí. Sin embargo el Zohar (libro sagrado perteneciente a la tradición cabalística) retrata a Azriel como un ser bondadoso que comanda legiones angelicales y recibe las plegarias de los creyentes que han alcanzado el paraíso. El experto Lodge Magan, en su libro Dragon’s Blood #2- Practical Necromancy, nos dice que: ‹‹En el judaísmo la visión del Ángel de la Muerte es similar. Él quita la vida con una gota de veneno, mientras está de pie junto a la cabeza de la persona agonizante, preparado para capturar el alma que deja el cuerpo a través de la boca. Azrael habita en el Tercer Cielo. Si el pecador confesaba su falta, el ángel de la muerte no lo podía tocar, porque entonces uno es protegido por Dios. En la literatura judía, Azrael es un espíritu, asumiendo una forma que es influenciada por las creencias de las personas, sus actos y su fe: para el hombre honesto y correcto, él aparece en la hora de la muerte como un bello arcángel, para los pecadores, en una forma horrenda y macabra. En su visión, uno puede morir de miedo.›› -Cristianismo En el paleocristianismo (cristianismo primitivo) se confundía a Azrael con Azra, descendiente de los sacerdotes de la tribu de Aarón y escriba durante el periodo del segundo Templo de Jerusalén. Otra creencia planteaba que Azrael era el profeta Esdras, profeta que vaticinó la venida de Cristo y que subió al cielo sin haber pasado por la muerte física, razón en virtud de la cual se llegó a especular que él era Azrael. Por su parte, el hereje Marción habló de Azrael como el Ángel de La Ley (la ley de Moisés), basándose en parte en la asociación entre el periodo teológico de La Ley con el sacrificio —en ese entonces se ofrendaban animales a Dios, pero el último sacrificio fue Cristo, con quien se inauguró el periodo teológico de La Gracia, en el cual el hombre era librado de la muerte por el poder redentor de El Salvador— y por lo tanto con la muerte. Pese a todo lo dicho, Azrael no pertenece al cristianismo actual: ni al católico ni al protestante (evangelista, mormón, adventista, etc.), no al menos a nivel oficial o canónico. Por ello, si algún cristiano cree en Azrael, esa creencia es más una realidad de fe personal, extrabíblica y no-oficial. -Islam El Corán dice que el Ángel de la Muerte toma el alma de cada persona en el momento de la muerte, sin embargo aclara que solo Alá (Dios) conoce cuándo morirá cada persona y a dónde será llevada su alma. Se cree que su poder es tan grande que, simbólicamente hablando, se necesitaban 70,000 cadenas para contenerlo, teniendo cada una la longitud de un viaje de miles de años. Según la tradición, cuando alguien muere Allah lee el nombre del fallecido y Azrael tiene 40 días para cumplir con su rol de separar el alma del cuerpo. Pero su llegada puede variar. Cuentan las leyendas que ésta viene cargada de paz y olores paradisíacos cuando un hombre es justo, pero que está acompañada de demonios torturadores (que atormentan al moribundo en el proceso de tránsito) cuando un hombre es malvado. Según cierta leyenda, Azrael está continuamente escribiendo los nombres de las personas que nacen y borrando los de las personas que mueren. Para la teología islámica, Azrael (nombrado como “Azrail, Azaril, Azariel o Izrail”) será el último ser en morir (muerte previa al Juicio Final). *LA HISTORIA DE AZRAEL Esta conocida historia tiene su origen en la tradición islámica aunque posteriormente fue recibiendo elementos de otras tradiciones, llegando finalmente a ser una expresión del sincretismo propio del esoterismo contemporáneo. La historia es como sigue: Poco tiempo después de su creación, a Azrael le fue asignado el estudio de algo que hasta el momento no se comprendía muy bien en el Cielo: la disposición de las almas humanas tras la muerte. En efecto, se conocía que algunas almas habían llegado al Cielo (temporal en esta teoría de reencarnación) como consecuencia de méritos adquiridos en la mecánica de la reencarnación y el olvido (al volver a nacer), pero no se sabía a dónde iban las otras almas y qué pasaba exactamente con las almas tras la muerte. Fue ante esa situación que Azrael se ofreció a rastrear las almas de los humanos, algo que hasta ese momento ningún ángel había hecho bien, siendo él el primero en conseguirlo. Sin embargo lo que halló fue indignante: muchos humanos, particularmente los de peor naturaleza, estaban siendo torturados en el llamado “reino inferior”. Y es que, en sus inicios, tal reino era un lugar de oscuridad, aislamiento, soledad, vacío y ausencia de Dios, pero no era un lugar de torturas, y los demonios lo habían convertido, sin autorización de Dios, en un espacio de suplicio y perversa mortificación. Ya no era más el Sheol: era el Infierno. Cuando Azrael dio las noticias en el Cielo, la indignación general se encendió, pues, además de infligir torturas, los demonios a veces ozaban destruir a ciertas almas, tomándose así una potestad que ni él mismo Dios había ejercido pese a ser el único con derecho moral para hacerlo. Pero también, según informó Azrael, los demonios estaban reteniendo almas que no habían cometido faltas suficientes para ser llevadas al “reino inferior”; y, finalmente, aquellos crueles ángeles caídos procuraban retener eternamente a las almas que no destruían, cometiendo con ello la injusticia de pretender dar un castigo eterno e infinito a quienes tenían una culpa finita. Como contramedida a tanta injusticia y compensación a su labor, Azrael ascendió al rango de Arcángel, comprometiéndose en dicho ascenso con la labor de asegurarse de que ninguna alma se dirigiera equivocadamente a un lugar que no fuera el Cielo. Él y su hueste de ángeles seguidores ayudarían a los espíritus de los muertos a librarse de sus cadenas, rescatarían almas salvables de los dominios de Satán, e impedirían a los ángeles caídos tomar cualquier alma que no les perteneciese. Fue así que el Arcángel de la Muerte y sus ángeles comenzaron sus misiones de reconocimiento en busca de almas por salvar en el Infierno. Pero ayudar a los muertos no era suficiente, por lo que Azrael les dijo a sus ángeles que debían ayudar a los humanos vivos a prepararse para la muerte, a comprenderla, aceptarla y no temerla si sus actos eran buenos. Pasado el tiempo, entre los seres de luz llegó a pensarse que Azrael y su coro rechazaban hasta cierto punto el Cielo. Finalmente Azrael expresó su decisión de autoexiliarse junto a su coro, no porque él y sus ángeles no amaran la compañía celestial, sino porque su compasión por los humanos era tan grande que preferían servir a Dios en la oscuridad con tal de evitar que las almas sufriesen un destino injusto al morir. Se convirtieron entonces en abnegados ángeles, en seres que iluminaban los lúgubres territorios de la muerte con la blancura impoluta de su ardiente bondad. Las siguientes serían sus misiones principales: 1) buscar y separar fantasmas y demonios de sus lazos corpóreos y etéricos. 2) cazar y destruir a las almas que no tienen salvación y pertenecen a los demonios. 3) guiar a su destino a los humanos que mueren, contribuyendo a que se les dé una segunda oportunidad (en la rueda de reencarnaciones) si es preciso. 4) luchar contra los demonios que promueven la muerte. 5) rescatar almas salvables del infierno. Fuente: “Demonología.net”. Ilustración de: http://www.vandalhigh.com/

SoulOne Mitología Griega [Bestiario] Minotauro « Minos era hijo de Zeus y de Europa. Se convirtió en rey de Creta con ayuda de Poseidón, dios de los mares y éste le envió un espléndido toro para que lo sacrificara en su honor. Pero Minos sacrificó un animal menos impresionante, con lo que despertó la ira del dios. Para vengarse, Poseidón indujo a Pasifae, esposa de Minos, a enamorarse del animal. Para satisfacer su pasión, Pasifae pidió ayuda a Dédalo, un ingeniero ateniense alojado en la corte de Minos, quien construyó una vaca de madera hueca, de forma que Pasifae pudiera esconderse en su interior. Así consiguió aparearse con el toro y de esta unión antinatural nació el Minotauro, un ser monstruoso mitad hombre, mitad toro. La ira de Poseidón no tenía límites y continuó haciendo que el Minotauro se alimentara sólo de carne humana y conforme crecía era más y más salvaje. Minos ordenó a Dédalo que construyese un laberinto para alojar en él al monstruo, dejando prisioneros al constructor y a su hijo Ícaro (Dédalo e Ícaro). Por aquel entonces, uno de los hijos de Minos, Androgeo se encontraba en Atenas participando en una competición olímpica de la que resultó ganador. Los atenienses le asesinaron y por ello el rey de Creta les declaró la guerra. Al mando de los atenienses se encontraba el rey Egeo. Minos atacó el territorio y, con la ayuda de la peste que asoló Atenas, salió vencedor. La victoria de Minos impuso varias condiciones y, se dice que, el oráculo de Delfos fue quien aconsejó a los atenienses a ofrecer un tributo a Creta. Una de las condiciones era entregar a siete jóvenes y siete doncellas como sacrificio al Minotauro. Existen dos versiones, en una el tributo era enviado anualmente y en otra alude a que la entrega se efectuaba cada nueve años. Fuese como fuese, los catorce jóvenes eran abandonados a su suerte dentro del laberinto donde acababan devorados por el monstruo. Años después, Teseo, hijo de Egeo (en otras fuentes de Poseidón), se dispuso a matar al Minotauro y así liberar su patria del impuesto. Egeo le dijo que si volvía con vida, cambiara las velas negras con que los barcos retornaban de la isla por otras para darle la noticia de su victoria. Al llegar a Creta, los jóvenes fueron presentados a Minos y Teseo conoció entonces a Ariadna, una de las hijas del rey. Ariadna se enamoró de él y le rogó que se abstuviera de luchar contra el Minotauro pero Teseo la convenció de que él podría vencerle con su ayuda. Ariadna ideó un plan; le entregó una punta de hilo muy largo advirtiéndole que no lo soltara en ningún momento, para poder seguirlo de vuelta (hay versiones que apuntan a que también le dio una espada, mientras otras dicen que la espada la llevaba Teseo) El héroe y los demás jóvenes entraron en el laberinto y horas después se encontraron con el Minotauro. Teseó luchó contra él y lo derrotó. Para salir del laberinto, siguió de vuelta el hilo de Ariadna y guió a los demás. Cuenta la leyenda que Ariadna y él partieron hacia Atenas, pero Teseo la abandonó a su suerte en la isla de Naxos. Cuando el barco llegaba a Atenas, Teseo no recordó la promesa hecha a su padre de cambiar las velas, por lo que éste, creyendo muerto a su hijo se arrojó al mar, dándole su nombre a partir de ese momento». Fuente: “Mitología griega CL”. Ilustración de: Artista desconocido.

SoulOne Mitología Hebrea [Angelología] Arcángel Gabriel 1« El ángel que aparece en las pinturas antiguas arrodillado frente a la Virgen María y ofreciéndole un lirio es el arcángel Gabriel, cuyo nombre significa “Dios es mi fortaleza”, “la fuerza de Dios” u “hombre de Dios”. Es uno de los tres arcángeles que menciona la Biblia. También es mencionado en el Talmud. Uno de sus papeles más importantes, además de la Anunciación, es el de haber dictado el Corán a Mahoma. El arcángel Gabriel, junto al arcángel Miguel, es uno de los ángeles más importante tanto en las religiones abrahámicas como en la espiritualidad moderna de la Nueva Era. -¿Cuáles son los atributos del arcángel Gabriel y qué significan? El arcángel Gabriel casi siempre es representado en su papel de mensajero por haber sido el portador de la noticia de la Encarnación. Su imagen representa pureza y la anuncia por medio de su vestimenta blanca, un lirio o varios lirios en las manos y aspecto andrógino y delicado. La flor que entrega a María representa pureza, virginidad, inocencia, amor y armonía, las virtudes que encarnan tanto el arcángel Gabriel como la Virgen María. La genuflexión con que hace entrega de estas virtudes y de la noticia de la Encarnación del Hijo de Dios añade a estas virtudes la humildad, que las une todas para llevar su mensaje. Cuando su ropa es blanca, comunica transparencia y limpieza de espíritu, cualidades importantes a la hora de comunicarse a nivel espiritual. Ambas representan comunicación impecable mediante el espíritu. En algunas ocasiones es representado con una trompeta. Se dice que el arcángel Gabriel tocará la trompeta el día del Juicio Final para despertar las almas que estén dormidas. A veces este papel se le asigna también al arcángel Miguel, pero en el arte y la literatura el encargado de tocar la trompeta es casi siempre el arcángel Gabriel. Se dice que el arcángel Gabriel inspira a los artistas, cantantes, bailarines, poetas, escritores y todo tipo de creadores por ser seres humanos que cultivan la pureza. Por eso se le representa muchas veces con un pergamino o una pluma en la mano. El arcángel Gabriel les imparte la habilidad para la comunicación. -Patrón de los medios de comunicación Al arcángel Gabriel se le identifica con los medios de comunicación por su papel de mensajero en las escrituras. Inspira a los seres humanos en las comunicaciones de todo tipo, como la televisión, Internet y el cine. Aunque el ser humano mantiene su libre albedrío a la hora de decidir lo que comunicará y cómo, el arcángel Gabriel se encarga de guiarlo en la comunicación ética y en la responsabilidad ante sus semejantes. -Patrón de las salas de parto Por su papel como mensajero del nacimiento del Hijo de Dios a la Virgen María, al arcángel Gabriel se le asocia con los recién nacidos y los niños. Su labor es instruir a las almas durante la gestación, para que puedan aceptar su cuerpo como el instrumento que las ayudará a llevar a cabo su papel en la Tierra. Las instruye también a no olvidar que, sobre todo, son almas, y que esa es su verdadera esencia. La mayor lección del arcángel Gabriel a las almas que llegan al mundo es recordarles que crearán su destino a través de sus pensamientos. Al momento del nacimiento, acompaña a las madres en la sala de parto para ayudar los ángeles guardianes a recibir a las nuevas almas e iniciarlas en sus primeros momentos en el mundo. -Representante de la pureza en todas sus expresiones El arcángel Gabriel representa ante todo la pureza. Guía las emociones y sentimientos puros que lleven al ser humano a la bondad y el amor divino. Intercede y aboga porque los seres humanos puedan mantener o recuperar la inocencia, pureza y alegría que tuvieron durante sus primeros años de vida. A la hora de la muerte, cuando el alma deja atrás su coraza en la Tierra y vuelve a su estado original, ahí está también San Gabriel para indicarle el camino. Desde el principio hasta el final, el Arcángel de la Pureza guía al ser humano hacia el amor de Dios». 2« Gabriel es tan importante para el judaísmo y el cristianismo que, incluso, es uno de los pocos arcángeles de los que se sabe el nombre y que se mencionan en cuatro ocasiones tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, ya que además de haber anunciado la llegada del Mesías, es el encargado de dirigir a los querubines y también a todos los serafines de la corte celestial, razones que lo convierten en un ángel de verdadera influencia entre todos los existentes en dicha jerarquía. Es curioso, sin embargo, que a pesar de ser visto como un ángel de importancia, en el Libro de Daniel no se le identifique como tal y sea llamado sólo como “El Hombre Gabriel” mientras que en Lucas 1:11 se le conoce como “El Ángel del Señor.” Sin embargo, la influencia de Gabriel no es exclusiva del cristianismo, es posible rastrear vestigios de este ángel en culturas previas. Los musulmanes, por ejemplo, ya lo conocían y le llamaban el “Espíritu fiel”; en esta religión se cree que él es responsable de cuidar las revelaciones y de entregarlas (o dictarlas) a Mahomma para que las incluyera en el Corán, su libro sagrado; es así que vemos una vez más a Gabriel desempeñando su papel de mensajero; de hecho, entre los musulmanes es una figura tan importante, que cuando se le menciona, la gente acostumbra a repetir “la paz sea con él.” Para el judaísmo, sin embargo, la naturaleza Gabriel es un tanto contradictoria ya que, mientras que, por un lado funge un papel de mensajero al anunciar a Noé el Diluvio Universal y también estuvo encargado de enterrar a Moisés; por otro lado, en el Talmud se dice que fue el destructor de Sodoma, del ejército de Senarequib y también se dice que fue desterrado por algún tiempo de la corte celestial por no obedecer las órdenes de Dios. Los persas, por su parte, también creían en la existencia de este ser al que llamaban “Pavo del Paraíso” y se dice que fungía como su ángel guardián. Por último, de acuerdo con la Kabala, Gabriel es el noveno elohim, que corresponde al quinto sefirot Gevurah, aunque algunos aseguran que realmente corresponde al Yesod». Fuentes: 1.- Ángeles y milagros [About] 2.- Las cosas que nunca existieron. Ilustración de: http://genzoman.deviantart.com/

SoulOne Ondas Gravitaciones. « Las ondas gravitacionales son un fenómeno físico descubierto teóricamente por Einstein en 1916. Se trata de fluctuaciones que se producen en la curvatura del espacio-tiempo y que se propagan en forma de ondas alejándose de su fuente. Es exactamente lo que sucede cuando un bote genera ondas en el agua, solo que en este caso cuerpos masivos como estrellas o agujeros negros producen estas variaciones en el tejido espacio-temporal. -¿Cómo se originan las ondas gravitacionales? Por lo general, las ondas gravitacionales tendrían su origen cuando dos o más cuerpos de masa muy elevada interactuaran en el espacio. Pudieran ser las órbitas binarias de dos huecos negros, el encuentro entre dos galaxias, dos neutrones cuyas órbitas coinciden entre otros fenómenos. En cualquier caso se producirían estas ondas que irían expandiéndose hasta llegar a la Tierra en forma de radiación gravitacional. Una vez llegaran a nuestro planeta ya se habrían debilitado mucho pues, al igual que las olas, irían perdiendo fuerza mientras más se alejaran de su centro inicial. -¿Cómo podemos detectar las ondas gravitacionales? Al ser tan débiles una vez nos alcanzan, detectar ondas gravitacionales es muy difícil, tanto que las evidencias hoy día siguen siendo indirectas. Los científicos necesitan utilizar instrumentos de mucha sensibilidad, llamados interferómetros, para poder captar estas ligeras fluctuaciones. La técnica requiere usar como elementos de prueba cuerpos ubicados muy lejos los unos de los otros. Como los cuerpos se mueven, cuando las ondas gravitacionales pasan se produce una fluctuación de las distancias entre los cuerpos, o sea, el espacio-tiempo se curva. Los rayos láser hacen mediciones constantes de estas distancias y si se obtienen variaciones, los astrónomos pueden confirmar la ocurrencia del fenómeno. Lógicamente, si existen tantas fuentes al mismo tiempo, es menester crear modelos computacionales que predigan cómo serían las ondas gravitacionales. Es el único modo de saber qué distinguir en medio de tanta confusión. La NASA especialmente ha diseñado modelos para las colisiones de huecos negros, en los que, de acuerdo a sus expertos, pudieran sustituirse dichos eventos por diferentes masas. -Importancia de las ondas gravitacionales Las ondas gravitacionales son fenómenos de mucha importancia para la comprensión y explicación de la mayoría de las leyes básicas de la física. Pueden dar información sobre el origen del universo y sobre cómo se forman o mueren eventos astronómicos como las estrellas o los agujeros negros. A diferencia de la luz, que puede ser interferida por el gas interestelar, las ondas gravitacionales lo atraviesan sin impedimentos. Por lo cual, su detección directa permitirá a los expertos obtener información del espacio jamás observado por los seres humanos. Por otra parte, para los científicos podría ser una vía directa de ver el universo una fracción de segundo después del Big Bang, lo cual permitiría no solo comprender su evolución, sino además predecir acontecimientos futuros». Fuente: “Ojo científico”, por “Ruth Lelyen”.

SoulOne Mitología Hindú Narasimha «Narasimha, el hombre león, es el cuarto avatar de Vishnú, conocido como su forma iracunda. Vishnú adquirió esta forma para dar muerte al rey demonio Hiranyakashipu, símbolo del materialismo, el cual prohibió el culto a los dioses. Había recibido el don de que no podría darle muerte ni un hombre ni un animal, ni dentro ni fuera de casa, ni de día ni de noche. Narasimha, ni hombre ni animal, lo mató con sus garras en el porche de su casa durante el anochecer». «Una de las grandes encarnaciones del Señor Maha Vishnu es el Señor Narasimha Avatar. En este avatar, el Señor Vishnu toma la forma de un Hombre-León para eliminar el super demonio Hiranyakasipu. Los Sabios, Siddhas Rishis dan una explicación metafórica de esta aparición de Dios como Hombre-León. Hiranya representa el ego falso exaltado (la identidad falsa). Cuando el ego es súper inflado, se actúa precipitadamente y con menos prudencia. Señor Maha Vishnu decidió enseñar una lección a los seres humanos sobre el control del ego falso y los límites que no se deben exceder. Por lo que es representado el ego como el demonio que fue desgarrado por las garras feroces del León Narasimha. Este acontecimiento ocurrió durante el tiempo Pradosham». Uno de los rituales en nombre de esta deidad, reside en ofrecerle bolas de mantequilla para que aplaque su forma iracunda y le proteja a quién ofrende del mal de ojo y los actos malintencionados de los demás. Aparte de recibir una bendición de prosperidad y recuperación de bienes perdidos. En cuanto a quienes están sujetos a los celos, el odio y la enemistad, es debido dar ofrendas durante el “pradosham”, para obtener perdón y socorro. Fuentes: “Yoga-India” y “Sanación ayurjyotish”. Ilustración de: artista desconocido.

SoulOne Galaxias elípticas & ESO 325-G004 «Una galaxia se define como una agrupación de miles de millones de estrellas. Nuestra propia galaxia, la vía láctea es un ejemplo típico y todas las estrellas que vemos en el cielo y muchas otras que no vemos conforman nuestra galaxia. Existen distintos tipos de galaxias: Las galaxias elípticas, galaxias espirales, irregulares y cuásares. Hoy hablaremos de las galaxias elípticas. Las galaxias elípticas son llamadas así por su forma elíptica, como un disco ovalado. Las estrellas se distribuyen alrededor del centro uniformemente en todas direcciones y tienen un brillo que varía de forma leve y gradual. Si se observa una forma elíptica que rodea el centro, todas las estrellas tendrán la misma intensidad de luz. Este tipo de galaxias son casi todas del mismo color, algo más rojas que el Sol. El color de una galaxia nos dice mucho sobre su historia. El color rojizo revela una galaxia más fría por lo que es también una galaxia de mucha antigüedad. El hecho de que el color de una elíptica sea uniforme nos dice que todas las estrellas que la conforman se formaron aproximadamente en la misma época. Las galaxias más grandes del Universo son elípticas. Se calcula que cada una de estas galaxias gigantes estaría formada por más de un billón de estrellas y alcanzar un tamaño de dos millones de años luz, unas 20 veces más que nuestra vía láctea. Algunas observaciones y estudios astronómicos sugieren que algunas de estas galaxias podrían contener agujeros negros que hacen desaparecer estrellas enteras y son hasta tres mil millones de veces más densos que el Sol. Las estrellas están separadas por distancias muy grandes en comparación a sus tamaños, en cambio las galaxias están muy cerca entre sí y las colisiones entre galaxias no son raras ya que se mueven a través del espacio intergaláctico». Fuente: “Ojo científico”, por, “Sebastian Rossi”. Galaxia de la imagen (centro de la imagen): “ESO 325-G004”.

SoulOne Mitología Griega [Bestiario] Hipocampo «Un hipocampo es un híbrido con características de pez y de caballo. Físicamente tiene la cabeza, el torso y las patas superiores de caballo, aunque los cascos son sustituidos por aletas. La parte inferior es la de un gran pez, con una cola que puede alcanzar hasta 4 metros de largo. Su cuerpo está cubierto de escamas excepto la parte que es de caballo, que tiene pelo corto. Su color varía entre en el verde y el azul. Los hipocampos son pacíficos aunque, si se ven amenazados, luchan apretando su mandíbula y aplastando a su presa. Lo normal es que no sean atacados, ya que son muy rápidos y pocos animales pueden alcanzarlos. Estos seres tienen muchas características similares al caballo, aunque los hipocampos son mucho más inteligentes. Suelen ser domesticados por los humanoides que habitan en el mar como sirenas, elfos de mar y tritones. Son perfectos como monturas marinas. Pueden vivir en aguas dulces y saladas e, incluso, pueden respirar aire, aunque necesitan estar cerca del agua para no resecarse. Son herbívoros y se alimentan de algas y vegetación blanda. Los hipocampos son también los salvavidas del mar, rescatan a cualquier persona que caiga al agua, sobre todo pescadores que, una vez rescatados, suelen estar agradecidos de por vida a los benevolentes hipocampos». «En la mitología griega el hipocampo (del griego Hippokámpê) era el símbolo de Poseidón el dios de los caballos y de los mares cuyo carro era tirado por caballos; en Fenicia el hipocampo adquirió alas y cola bífida que lo asemejaron más a un escorpión que al caballo de mar que todos conocemos hoy en día. Homero es uno de los primeros en describir a este ser en la Ilíada, Apolonio de Rodas también lo describió en su poema épico Argonáuticas como el caballo de Poseidón que emerge de los mares y galopa por las tierras de Libia. Otros autores griegos que hacen referencia a este ser son: Virgilio en Geórgidas; Eurípides en Andrómeda y Estacio en Tebaida». Fuentes: -Seres mitológicos -Las cosas que nunca existieron Ilustración de: Boris Vallejo [http://vallejo.ural.net/]

SoulOne Agujeros Blancos «De acuerdo a la teoría general de la relatividad, un agujero blanco es una región hipotética del universo a la cual no se puede acceder y de la cual escapan la luz y la materia. Si recordamos nuestras clases de física, tendremos que un agujero negro es justamente lo opuesto, aquella instancia espacio-temporal que absorbe todo lo que se le acerca y de donde ni la luz ni la materia pueden escapar. En este sentido, podemos definir a los agujeros blancos a partir de sus contrarios, es decir, que en puridad serían anti-agujeros negros. Los huecos blancos comparten con sus hermanos propiedades como la masa, la carga y el momento angular, solo que las ecuaciones que gobiernan sus funcionamientos son idénticas pero planteadas a la inversa. Los científicos sugieren que el material absorbido por los agujeros negros en el pasado es devuelto en el futuro por el horizonte de eventos de los agujeros blancos. Incluso, los modelos teóricos sobre dichos objetos señalan que no existen diferencias evidentes entre uno y otro. Aun así, parece ser que los agujeros blancos no serían tan estables como los huecos negros y que colapsarían inmediatamente bajo el peso de su propio efecto gravitatorio. -¿Existen los agujeros blancos? Los agujeros blancos pertenecen al mundo de lo teórico, así que han sido considerados siempre una rareza matemática y no son tan tenidos en cuenta por los científicos como sus hermanos oscuros, ya que no parece haber procesos naturales que conduzcan a su formación. Sin embargo, en 2006 se recibió una explosión de rayos gamma que no se correspondía con la idea de su procedencia. La duración (102 segundos) indicaba que tenía que haberse formado en una supernova, mas no había tales objetos en el lugar de origen. Actualmente se sugiere que el fenómeno puede estar relacionado con un agujero blanco eyectando materia y colapsando velozmente bajo su propia gravedad. Lamentablemente la propuesta de los agujeros blancos sigue estando en el terreno de las especulaciones científicas, y solo tras sucesivas explosiones y nuevas investigaciones se podrá llegar a afirmar la existencia objetiva de tan enigmáticos objetos espacio-temporales: los agujeros blancos». Fuente: Ojo científico.

SoulOne Agujeros Negros « ¿Qué es un agujero negro? Comencemos por refrescar un poco el concepto de agujero negro. Según la NASA un agujero negro es un lugar donde la gravedad es tan potente que ni siquiera la luz siquiera puede salir de él. Allí la gravedad tiene tanta fuerza debido a que la materia se encuentra comprimida en un espacio muy pequeño que se forma cuando muere una estrella. Ya que la luz no puede escapar de allí, no es observable y por eso los agujeros negros no pueden verse. Aunque con telescopios espaciales muy sofisticados podemos conocer su ubicación y cómo las estrellas que están muy cerca de donde se encuentran los agujeros negros actúan de forma diferente a las demás estrellas. -¿Qué tamaño tiene un agujero negro? De acuerdo a lo que señala la NASA, los agujeros negros pueden ser grandes o pequeños. Los científicos creen que un agujero negro puede ser tan pequeño como un átomo y que a pesar de que su tamaño sea tan diminuto pueden llegar a tener la misma masa que una montaña enorme, siendo la masa la cantidad de materia que tiene un objeto. Por otro lado, cuando es de grandes dimensiones, un agujero negro puede ser tan grande como 20 Soles. Los de este tipo son llamados agujeros negros estelares. Se estima que existen muchísimos agujeros negros estelares en la Vía Láctea, la galaxia donde se encuentra la Tierra. Pero eso no es todo, ya que existen agujeros negros aún más grandes. Los agujeros negros más grandes son los llamados supermasivos y su tamaño equivale a la increíble suma de más de 1 millón de veces el tamaño del Sol. Los científicos encontraron evidencia suficiente como para señalar que en cada gran galaxia existe al menos un agujero negro supermasivo en el mismísimo centro. Al que existe en la Vía Láctea se lo conoce como Sagitario A. Su tamaño es de 4 millones de veces el del tamaño del Sol y dentro de él cabrían varios millones de planetas Tierra. -Caer en un agujero negro Nadie jamás ha entrado o podrá entrar en un agujero negro y luego declarar qué le sucedió. Ni tan siquiera podemos acercarnos a uno por más diminuto que sea. Lo que sí podemos hacer es realizar un viaje imaginario hasta ellos, estipulando lo que sucedería. Dentro de la comunidad científica se dice que si una persona cayera en un agujero negro, su cuerpo sería absorbido como si se tratara de un espagueti. El Dr. Charles Liu, experto en astrofísica y uno de los principales miembros del Planetario Hayden del Museo Americano de Historia Natural, señala que se parecería más a un chorro de pasta de dientes siendo extraído de su tubo. Charles sostiene que cuando un objeto cruza el llamado horizonte de eventos (punto de no retorno) de un agujero negro, exactamente la misma física que produce las mareas en los océanos de la Tierra comienza a hacer efecto sobre el objeto. La física de las mareas oceánicas funciona de acuerdo a la gravedad. La fuerza de gravedad disminuye según la distancia, por ello la Luna de algún modo “tira” de la Tierra con mayor fuerza según el lado que esté más cerca. Este hecho hace que la Tierra lentamente se vuelva más grande y que se mueva considerablemente. De todos modos, la Tierra tiene la fuerza y el tamaño suficiente como para mantenerse estable, aunque no sucede lo mismo con el agua, produciéndose un movimiento y un fluido constante que sigue la línea del eje de la Tierra. Este movimiento conforma las mareas. No sucedería con un humano en una de estas corrientes en un agujero negro. Si se considerase un agujero negro del tamaño de nuestro planeta, las mismas fuerzas de marea se magnificarían a niveles totalmente fuera de nuestra escala. Una persona sumergida en una de estas corrientes sentiría el trabajo de las fuerzas gravitacionales con muchísima más fuerza. En la parte superior de la cabeza se sentiría más fuerza que en los dedos de los pies y el cuerpo sería literalmente absorbido y estirado. Este es a lo que los científicos se refieren cuando hablan de como si se tratase de un espagueti. Justamente el astrofísico británico Sir Martin Rees acuñó este término como espaguetización y hasta hoy, es el más eficaz para describir lo que sucedería. El cuerpo de una persona que cayera en un agujero negro se convertiría en una delgada y larga corriente de partículas subatómicas que formarían un remolino flotante que luego sería absorbido por el agujero. Como el cerebro se desintegraría instantáneamente, no existiría la posibilidad de apreciar tan bonita escena. Por último el Dr. Liu declara que, a pesar de esto, si se tratase de una agujero más grande, como por ejemplo uno del tamaño de nuestro sistema solar, la fuerza de las corrientes en el punto de no retorno serían menos intensas, por lo que todo tipo de cosas se podrían observar dentro del agujero durante un breve instante, como todo lo que ha caído antes». Fuente: Ojo Científico.

SoulOne Mitología Hebrea [Angelología] Metatrón « Surgido en los textos medievales de los cabalistas, Metatrón es un arcángel sobre el cual se han dicho múltiples cosas, algunas veces incompatibles entre sí. Así, hay quienes dicen que es el segundo ser más importante en el cielo después de Dios, y que se sienta a la izquierda (Cristo está a la derecha) del Padre; mientras otra teoría, parcialmente en base al mismo hecho, dice que Metatrón es Satán, El Adversario; o bien, pasando a otro punto de debate, unos creen que Metatrón fue humano y que en su vida humana fue el profeta Enoc, mientras otros piensan que no fue humano y hay quienes dicen que es el más antiguo de los arcángeles. Como se ve, la figura de Metatrón permanece envuelta en la niebla del debate esotérico; y es que, de hecho, éste arcángel es fundamentalmente una figura del misticismo y el ocultismo, que ha sobrevivido al paso de los siglos y actualmente ha sido rescatado por el movimiento de la Nueva Era; ya que, en lo que respecta a su naturaleza en el marco de la fe, Metatrón no es aceptado ni por el Catolicismo ni por ninguno de los movimientos protestantes, ya que nunca aparece explicitamente en el Antiguo Testamento o en el Nuevo Testamento. -Etimología El nombre Metatrón nunca ha sido definitivamente explicado, ya que al parecer no tiene una etimología clara. Unos creen que deriva de la palabra hebrea para “guardián de la entrada”, mientras otros plantean que proviene de la expresión griega para “aquel detrás del trono”, significado éste último que tiene mayor popularidad aunque no mucha aceptación entre los especialistas. Por otro lado, se ha propuesto que el nombre puede estar vinculado a los términos latinos metator (“mensajero”) y mitator (“explorador de las legiones”), aunque en ese caso no se explicaría cómo los términos latinos habrían derivado hacia Metatrón, nombre al que no le corresponde ninguna palabra hebrea en particular… Algo que complica aún más el asunto es la cantidad de variaciones (Methraton Meetatron, Metrator, Merattron, etc…) que existen para el nombre. En ese marco, Odeberg lanzó la aguda hipótesis de que Metatrón podría ser la metonimia de una frase judía cuyo significado sería el de “pequeño YHVH”, esto es, “pequeño Yahvé” o “pequeño Jehová”, ya que era ese el título que se le daba al arcángel, por estar imbuido en una gloria semejante a la de Dios, único ser por encima de él. Con respecto a lo anterior, resulta interesante y contundente un diálogo del libro de Enoc, en el cual se plantea claramente la identidad entre Metatrón y Enoc: ‹‹Dijo Rabí Yismael: En aquel momento, pregunté a Metatrón el ángel, el príncipe de la presencia: — ¿Cómo te llamas? Me respondió: — Tengo setenta nombres, que corresponden a las setenta lenguas existentes en el mundo, y todos ellos están basados en el nombre de mi rey, el Santo, bendito sea, pero mi rey me llama “joven”. Dijo Rabí Yismael: Pregunté a Metatrón: — ¿Por qué eres llamado con el nombre de tu creador, con setenta nombres? Y siendo tú el más grande de todos los príncipes, el más elevado de todos los ángeles, el más amado entre los siervos, el más honorable entre los ejércitos y el más excelso de todos los poderosos en cuanto a realeza, magnificencia y gloria, ¿por qué te llaman “joven” en los altos cielos? Respondió diciéndome: — Porque soy Henoc ben Yared››. -Aspecto A nivel de iconografía oficial, la única imagen canónica es la que proviene del mito de Metatrón-Enoc; pues hay tres propuestas sobre el problema de quién es Metatrón: 1) Metatrón es el ángel primordial, creado por emanación directa de Dios. 2) Metatrón es el profeta Enoc después de experimentar su transformación divinizante. 3) En el cielo coexisten los dos Metatrones anteriores, siendo el Metatrón-Enoc (de seis letras en su nombre) uno de gloria menor al Metarón-primordial (de siete letras en su nombre). Volviendo a nuestro tema, se cuenta que, cuando Dios transformó al profeta Enoc luego de escogerle entre los mortales, le convirtió en un ser de fuego divino con 72 alas y 365000 ojos. Ahora bien, resulta fácil intuir que el aspecto de Metatrón tiene en gran medida un carácter simbólico. Así, y partiendo de que se piensa que Metatrón es un serafín, vemos que normalmente los serafines tienen 3 pares de alas, mientras que Metatrón tiene 36, que equivale a multiplicar 3 por 12, siendo 12 el número de las tribus de Israel, el número de Israel en cierto sentido. A su vez, 36 por 2 da 72, que es el número de los nombres divinos pues, a partir de ciertos métodos de numerología cabalística, se puede y se ha derivado el 72 del “YHVH”, o nombre divino conocido como el “Tetragramatón”, de modo que el 72, en cierta forma, representaría a Dios, lo cual resulta pertinente si tenemos en cuenta que a Metatrón se le denomina “Pequeño Yahvé”. Finalmente, sabido es que Metatrón es el ángel-escriba, el detentor de secretos cósmicos. De él se ha dicho que posee una enorme sabiduría, y eso estaría simbolizado en el hecho de que tiene 365000 ojos, siendo que 365 es el número de días del año, 1000 representa a la totalidad entre sus significados y, por ende, 365000 puede interpretarse como la totalidad del tiempo; de modo que, si tiene 365000 ojos y el ojo simboliza a la conciencia, esto se puede interpretar como una clarividencia capaz de ver en todos los tiempos por venir. -Orígenes Metatrón no aparece en el Tanaj (24 libros de la Biblia Hebrea, Antiguo Testamento para los cristianos) ni en el Nuevo Testamento, y su surgimiento se remonta al Libro de Enoc; el cual, tal y como hoy se conoce, fue editado en el siglo I de nuestra era, y sus partes fueron escritas entre el siglo III a.C. y el I. d.C. No obstante, hay tres versiones más (menos conocidas e importantes), cuyos periodos de composición más tardíos se remontan al siglo V de la era cristiana. Ahora bien, no fue sino entre los siglos XII y XIII cuando, en el marco de las teorías cabalísticas, Metatrón empezó a cobrar una gran importancia, particularmente en relación al misticismo. Eso no quiere decir que antes no se le tomara en cuenta dentro de los judíos, pues sí tenía presencia y de hecho, como apuntan algunos críticos cristianos, Metatrón es en gran parte el producto-expresión del rechazo de los judíos hacia Cristo; pues estos, según los mencionados críticos, habrían acudido a Enoc y lo habrían divinizado para así, tal y como los cristianos hicieron con Jesús, divinizar a una figura humana y ponerla en el estatuto de un segundo ser divino después de Dios, cosa que queda claramente reflejada cuando se ven las semejanzas que existen entre el título de “El Hijo del Hombre” (para Jesús) y el título de “Pequeño Yahvé” o “Joven Yahvé” para Metatrón-Enoc. -Funciones *El escriba divino: Metatrón es el escriba divino, el ángel que custodia importantísimos y numerosos secretos sobre la Creación e incluso, según ciertas fuentes, conocería el día del juicio final. Es él quien lleva el registro de las acciones humanas, de los méritos y deméritos individuales y sociales, de modo que él se encargaría de determinar quiénes estarían en la “lista de la vida”, pudiendo así aspirar a la vida eterna, a la salvación. Es por este papel de escriba que a Metatrón, según se cuenta, se le concede el privilegio único de estar sentado (los demás deben estar parados) en presencia de Dios, a su izquierda, estando Cristo a la derecha: esto, claro está, no en el judaísmo sino en ciertas creencias que presentan rasgos de sincretismo religioso y que prácticamente siempre tienen un carácter esotérico; como, por ejemplo, el enorme abanico de movimientos dentro del llamado New Age o Nueva Era. * El ángel patrón de los niños: Metatrón es el ángel patrón de los niños, debido al papel que el Zohar le da como el ángel que, en medio del desierto, guió al pueblo de Israel hacia la Tierra Prometida. Se cree, en base a eso, que Metatrón guía a los niños tanto en la Tierra (simbolizada por el desierto) como en el Cielo (simbolizado por la Tierra Prometida). Según las creencias de la Nueva Era, en tanto patrón de los niños él ayudaría particularmente a los llamados “niños índigo” y “niños cristal”, socorriéndolos con su sabiduría para que puedan superar los obstáculos de su evolución espiritual. Pero, sea que se trate de estos niños o de niños comunes, los padres pueden pedirle a Metatrón que guíe a sus niños, y éste de seguro accederá siempre y cuando la guía sea en pro del progreso interior o incluso del desarrollo de habilidades psíquicas… *Jefe de los ángeles de la muerte: Debido a que Metatrón fue humano (Enoc), la Angeología lo asocia a Gabriel y Samael en sus roles de ángeles de la muerte. Por ello, Metatrón habría de supervisarlos cuando éstos ejercen su ayuda para que, en el proceso de la muerte, las almas de los humanos puedan pasar del plano físico al plano espiritual, siendo este un tránsito difícil en el que generalmente el alma experimenta cierto grado (variable) de confusión con respecto a cosas como dónde se encuentra, cómo se encuentra, qué es lo que ve, y qué es lo que debe buscar y cómo debe buscarlo… *Ángel iluminador: También en parte porque fue humano, a Metatrón se le atribuye la función de dirigir la ascensión y activación del “cuerpo de luz” en el ser humano. Es particularmente aquí donde se percibe cómo su rol místico se ha adaptado a las creencias contemporáneas, ya que actualmente se habla de su ayuda para la “transformación”, la “purificación”, y el consiguiente ascenso de la conciencia en su paso de un “nivel de evolución” determinado a otro superior. *El jefe supremo de los ángeles: Para los cristianos y para muchos judíos, el comandante de la milicia celestial sería el arcángel Miguel, pero muchos textos contemporáneos, “más especializados en mercadeo que en cosmología” según diría un crítico, lo colocan como el gran comandante de todos los ángeles (por encima de Miguel y Gabriel explícitamente) y como el líder de los ángeles de la muerte (dirigiendo así a Sariel y Remiel). Sin embargo este papel, aunque exagerado en los textos mencionados, sí tiene un fundamento bibliográfico sólido en el Libro de Enoc. *El puente entre Dios y los hombres: En esa misma línea del esoterismo mercantil contemporáneo, Metatrón ha sido exaltado como el ángel encargado de llevar las oraciones a Dios (como si Dios, en su omnisciencia, necesitará que alguien le lleve las oraciones de sus hijos e hijas…), deviniendo así en un importantísimo puente entre Dios y la Humanidad. Sin embargo, existe otro sentido en el que este ángel conforma un puente entre Dios y los seres humanos, y este sentido es cosmológicamente mucho más interesante; a saber, se dice que el arcángel Uriel forma el primer extremo del puente entre lo humano y lo divino, representando a la esfera de lo material, mientras que Metatrón forma el otro extremo del puente, el del espíritu, siendo de ese modo el protector del umbral que media entre el reino de las formas (presente en la materia) y el reino trascendental y espiritual de la no-forma. Es pues por lo dicho anteriormente que a Metatrón le corresponde la sefirá Keter o Corona, la más elevada de todas las esferas del Árbol Cabalístico de La Vida. -¿Ángel severo o demonio? La condición de Metatrón como ángel severo empezó a tomar cuerpo entre los cabalistas medievales, ya que estos deseaban preservar la imagen de un Dios misericordioso pero a la vez querían conservar la verdad de los textos revelados. Entonces: ¿quién ahogó a los egipcios cuando se cerraron las aguas tras el paso del “pueblo elegido”?, ¿quién detuvo la mano de Abraham cuando iba a matar a Isacc?, ¿quién hizo cosas tan duras como calcinar Sodoma y Gomorra y guiar a los judíos contra sus enemigos bélicos al punto de ser llamado “Dios de los ejércitos”? La respuesta ya se intuye: Metatrón, el “Pequeño Yahvé”, un ángel llamado como su creador, coronado e investido de gloria al igual que su creador y, por lo tanto, confundible con el mismo… De lo anterior se pasó a la sospecha de que Metatrón era el mismo ser que Satanás, y las razones eran estas: 1) se sentaba a la izquierda de Dios, simbolizando la izquierda al camino de Satanás y la derecha al camino de Dios. 2) Creó (al menos según cierta teoría) la materia, y para muchos gnósticos la materia se identificaba con el mal, mientras que el espíritu con el bien. 3) Es identificable con Satán a partir de que Satán, como la serpiente del Edén, tienta a Eva con el fruto del conocimiento, mientras que paralelamente, Metatrón es concebido como un ángel de sabiduría que entrega conocimientos ocultos a los hombres, conocimientos respectivos a secretos cabalísticos, geometría sagrada (el famoso Cubo de Metatrón, por ejemplo), etc. 4) Es un ángel que estuvo en presencia de Dios, y que es llamado “príncipe de príncipes”, al igual que el querubín del relato bíblico de Ezequiel, que según las interpretaciones viene a ser Lucifer». Fuente: “Demonología.net”. Ilustración de: http://dogsfather.cghub.com/

SoulOne Mitología Nórdica Hugin y Munin «Hugin (el pensamiento) y Munin (el recuerdo) son los dos cuervos de Odin. Cada mañana los envía al mundo y al medio día le cuentan lo que han visto y oído. Por esto a Odin también le llaman el dios cuervo. La Gylfaginning de la Edda Menor (o Snorri-Edda) cuenta lo siguiente: En sus hombros están sentados dos cuervos y le cuentan al oído todas las nuevas que ven u oyen; ellos son los llamados Hugin (saber) y Munin (memoria). Él los envía al amanecer a sobrevolar todo el mundo, y ellos vuelven a la hora de comer; cuando a su conocimiento llegan muchas noticias. Por ello los hombres le llaman dios cuervo, tal como se dice: “Hugin y Munin rondan cada día por el ancho mundo, temo que Hugin algún día no volverá pero me cuido más de Munin”. La misma referencia se hace en la Grimnismal de la Edda Mayor, cuando Odin, disfrazado de Grimnir visita el Rey Geirröd. Solo que el texto caria ligeramente: “Cada día Hugin y Munin tienen que sobrevolar el mundo. Temo que, Hugin no volverá a casa; pero más velo por Munin”. La preocupación de Odín por sus cuervos es algo excepcional ya que no se encuentran indicios que siente lo mismo por ejemplo por sus lobos. La causa podía estar en que envía a sus cuervos cada mañana a sobrevolar el ancho mundo lleno de peligros, pero creo que esto, en un tiempo que se escribían las Eddas tenía poca importancia. Si ahora reemplazas los nombres de los cuervos por su significado sí que cambia sustancialmente el sentido: “Temo que el pensamiento no regresará a casa, pero me preocupo más por la memoria”. -¿Porque Odín teme más por la memoria que por el pensamiento? Desde un punto de vista mitológico la vida es un eterno círculo, cual existe básicamente por la transmisión del saber del mito. Solo de esta manera se mantiene el equilibrio de los mundos. Pero sin una persona que sea capaz de recordar los mitos no se puede mantener el equilibrio. Si se cree en la existencia de unos dioses o no, las Eddas están escritas por el hombre, para ser más exactos son leyendas o bien la sabiduría del pueblo recopilados y puestos sobre papel. El recuerdo es sinónimo de la historia: de la persona singular – la suma de sus experiencias – de la familia, la tribu y el un sentido más amplio del pueblo. Sin recuerdo y/o historia el individuo y su entorno no tienen el saber básico y necesario sobre su propia o colectiva identidad. Así que la pérdida del recuerdo es igual a la perdida de la identidad. También el pensamiento se sirve del recuerdo como base para nuevos pensamientos, así que si el individuo esta privado de su identidad y/o historia no puede crear nuevos pensamientos ya que no tiene un punto de referencia para ello. Representaciones del siglo VI y VII muestran a Odín acompañados varias veces por dos pájaros, esto llevo a los Científicos de ver en sus dos Cuervos Hugin y Munin la personificación de las cualidades intelectuales del dios. Posiblemente basándose en viejos escritos donde el cuervo también es denominado “padre de la mente”. -El cuervo Es un pájaro que esta conocido en toda Europa y parte de Asia. Es un pájaro muy grande con un pico muy fuerte y un plumaje profundamente negro y brillante. Los cuervos se parecen a los grajos pero son bastante más grandes. Los cuervos buscan pareja para toda su vida, saben utilizar herramientas, tienen una memoria excelente y les gusta jugar. Por su plumaje negro y dado a su cántico sombrío (el cuervo es una subordinación de la especie de las aves cantoras) siempre se le ha relacionado con el submundo y la muerte. El cuervo cuenta como carroñero, cual en siglos pasados siempre se pude encontrar en los campos de batalla y en montes fúnebres para darse un festín. Hoy en día es más probare encontrarlo en vertederos y campos recién sembrados. Así que en el pasado su presencia era básicamente ligada con la muerte, por lo que aun hoy se le llaman pájaro de muerte. “Un festín para los cuervos” es un viejo dicho para los moribundos o enemigos ya caídos. El cuervo era muy venerado en su calidad de mensajero de la muerte ya que regía como mediador entre los vivos y los espíritus. Se los atribuye de poder explorar los misterios secretos y espeluznantes del otro mundo, por lo tanto no es de extrañar que el chamán maestro y mago Odín tiene como ayudantes dos cuervos a su lado. Este rol tradicional del cuervo aún se deja remontar hasta el siglo pasado donde adivinos, brujas, magos y gitanos mantenían cuervos como ayudantes o marca comercial imprescindible. Las Valkirias beben la sangre de los caídos, por ello los Skalden llaman la sangre poéticamente bebida de cuervos. Cuando un cuervo planea encima de un guerrero significa buena suerte en la batalla. En una narración se cuenta como alguien le hace un sacrificio a Odín, como después graznan dos cuervos se toma el sacrificio por aceptado. Aunque el las creencias paganas el cuervo está relacionado con la muerte y la resurrección, la cristianización movió esta creencia en dirección al infierno. Así el cuervo era acompañante del diablo, a las brujas les gustaba convertirse en cuervos o bien se trataba de almas de personas que han tenido una vida llena de pecados. Un cuervo en el tejado de una casa padecía la inmediata enfermedad de un morador de esta. Para contrarrestar el mal anunciado se tenía que escupir tres veces. Si el cuervo graznaba en el cementerio significaba que el último enterrado fue enterrado en vida. La cabeza de un cuervo llevado en el equipaje tenía que proteger a comerciantes y viajantes de engaños». Fuente: Asatru Weebly. Ilustración de: artista desconocido.

SoulOne Estrellas; cómo nacen. «Una estrella se forma a partir de una nube de gas molecular denso y frío. La nube, para poder convertirse potencialmente en una estrella, necesita colapsar e incrementar su densidad. Las galaxias contienen nubes de polvo y gas llamadas nebulosas. Si una nebulosa crece suficiente, su gravedad vence a la presión del gas y la nube comienza a colapsarse hasta alcanzar suficiente temperatura para fundir (o quemar) el hidrógeno. La energía liberada detiene la contracción y se pierden las capas externas del gas. Lo que queda es una bola incandescente, compuesta principalmente de hidrógeno, iluminada por las reacciones de fusión de su núcleo. Es decir, una estrella. El ciclo de vida de una estrella depende de la velocidad con que consume su hidrógeno. Por ejemplo, las pequeñas estrellas enanas rojas pueden durar cientos de miles de millones de años, mientras que las hipergigantes grandes consumen la mayor parte del hidrógeno en unos comparativamente pocos millones de años. Una vez que la estrella consume la mayor parte del hidrógeno alcanza la madurez. Las diferentes temperaturas de las estrellas, determinan su color. Las más frías se verán rojas y las más calientes en un azul profundo. Lamentablemente las grandes estrellas rojas, debido a su poca luminosidad, solo pueden ser apreciadas con la ayuda de telescopios. Comúnmente las que podemos observar a simple vista son las más calientes. Teniendo en cuenta el tamaño de nuestro fascinante universo, no es difícil imaginar que existan diversos tipos de estrellas diferentes. Desde las pequeñas enanas marrones hasta las estrellas hipergigantes rojas y azules. De hecho, existen determinadas estrellas que son realmente extrañas, veamos –algunas- de ellas. -Protoestrella: tal como su nombre lo indica, se trata de una estrella en estado de evolución. Es un cúmulo de gas que ha colapsado desde una nube molecular gigantesca. La fase de protoestrella dura un largo tiempo, aproximadamente unos 100.000 años, durante este tiempo es que la gravedad y la presión se van incrementando, lo que produce un colapso en la protoestrella. -Estrellas T Tauri: las T Tauri son aquellas estrellas en estado de evolución, siendo este el estado previo a la conversión en una estrella de secuencia principal. La fase T Tauri ocurre al final de la fase protoestrella, cuando la presión gravitacional que contiene a la estrella es la fuente de su energía. Este tipo de estrellas no tienen la presión ni la temperatura suficiente en sus núcleos como para generar una fusión nuclear. La similitud que tienen éstas con las estrellas de secuencia principal es su temperatura. -Estrella de secuencia principal: este tipo de estrellas compone la gran mayoría de las estrellas, tanto de nuestra galaxia como del resto del universo en general y un claro ejemplo de esta clase de estrellas es nuestro mismísimo Sol. Una estrella en esta fase se encuentra en estado de equilibrio hidrostático, la masa de estas estrellas varían enormemente pero lo mínimo es alrededor de 0.08 veces la masa total del sol y como máximo, en teoría, pueden crecer hasta 100 veces la masa del Sol. -Gigante roja: la fase de gigante roja se da cuando una estrella ha consumido todo el hidrógeno de su núcleo, lo que provoca que la fusión se vea interrumpida y la estrella ya no pueda generar presión. Una capa de hidrógeno alrededor del núcleo se enciende permitiendo la continuidad de la vida de la estrella, pero este proceso causa que la misma se vea reducida en tamaño. Las gigantes rojas llegan a tener un tamaño de hasta 100 veces mayor que en su fase de secuencia principal. -Enana blanca: cuando las estrellas ya no tienen más hidrógeno en su núcleo, es cuando se convierten en una enana blanca. Se dan varios procesos entonces, los cuales finalizan cuando la estrella finalmente colapsa dentro de su propia gravedad. Una enana blanca brilla porque alguna vez fue una estrella radiante, sin embargo, ya no hay ningún tipo de reacción sucediendo en ellas. -Enana negra: una enana negra es un astro hipotético resultante del consumo completo de la energía térmica de una enana blanca. Sería un cuerpo frío e invisible en el espacio. Se cree que el universo no tiene la suficiente edad para albergar una de estas estrellas, 13.700 millones de años. Encontrar una estrella de este tipo es muy difícil, ya que no emite luz y su emisión de energía es indetectable. Una forma sería detectar su campo gravitatorio. -Enanas rojas: las enanas rojas son las estrellas más comunes del universo. Son un tipo diferente de estrellas de secuencia principal, la diferencia es que tienen poca masa y son mucho más frías que, por ejemplo, el Sol. -Estrella de neutrones: una estrella de neutrones es un remanente estelar dejado por una estrella supergigante después de agotar el combustible nuclear en su núcleo y explotar como una supernova tipo II, tipo Ib o tipo Ic. Como su nombre lo indica, estas estrellas están compuestas principalmente de neutrones, más otro tipo de partículas tanto en su corteza sólida de hierro, como en su interior, que puede contener tanto protones y electrones, como piones y kaones. -Estrella supergigante: las estrellas más grandes del universo son las supergigantes. Estas llegan a tener entre 10 y 50 veces la masa del Sol. Al ser tan enormes, consumen el hidrógeno en su núcleo a un ritmo muy rápido, razón por la cual mueren jóvenes y cuando lo hacen detonan, causando una supernova, proceso por el cual se desintegran completamente. -Estrella hipergigante: Una hipergigante (hypergiant en inglés) es una estrella excepcionalmente grande y masiva, incluso mayor que una supergigante. Su masa puede ser de hasta 100 veces la masa de nuestro Sol, próxima al límite máximo teórico, el cual establece que la cantidad de masa en una estrella no puede exceder las 120 M☉ (masas solares).». Fuentes: -Frogger en el mundo -Cómo nace una estrella [Blogspot] -Misterios de la humanidad. -Ojo Científico.

SoulOne Mitología Hebrea [Demonología/Angelología] Abaddón / Apolión «Abadón o Abaddon, es el jefe destructor de los demonios de la séptima jerarquía, según afirman los demonólogos. También es el nombre que San Juan da al rey de las langostas en su Apocalipsis, y que es considerado el ángel exterminador. Abadón significa en hebreo, destrucción o predicción; aunque también se dice que es un ángel enviado por el dios hebreo Jehová. En el libro del Apocalipsis, corresponde con el ángel o estrella del abismo sin fondo, que encadena a Satanás por mil años. También se dice que fue el ángel que invocó Moisés, para que enviara las lluvias terribles que arrasaron con Egipto. El hecho de que sea el quien tenga el poder de liberar criaturas del abismo nos revela su identidad. Apocalipsis 1:18 dice: ‘llegué a estar muerto, pero, ¡mira!, vivo para siempre jamás, y tengo las llaves de la muerte y del Hades’. El ángel que habla aquí es Jesucristo. Lo que suena lógico cuando se mira que es él quien combate contra Satanás y sus demonios. En muchos libros “apócrifos”, Abadón es considerado una entidad demoníaca, como en Ángel de la Muerte, donde es un demonio del Abismo, creencia muy extendida. Es un nombre esencialmente poético o simbólico para el mundo de abajo. En los libros veterotestamentarios de Job, Salmos y Proverbios denomina simplemente la morada o lugar donde están los muertos (similar a Seol). Y es este ángel el encargado de liberar a las langostas del abismo y de encadenar por otro lado a Satanás en él. Todo esto por designio de Dios. Se le emplea con el nombre propio del ángel del abismo en Apocalipsis 9:11: “Sobre ellos tienen como rey al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión”. En arameo el nombre de este Ángel inquieta a aquellos miembros eclesiásticos más sensibles a las verdades reveladas por el estudio de las lenguas comparadas: la raíz de la palabra Abbadón significa "padre"; y la iglesia ortodoxa griega ha conservado la tradición que afirma que bajo éste apelativo Jesús mencionaba a Dios. Para la Masonería escocesa, un alto grado que fundaron los Caballeros de Occidente y los Masones de Oriente en 1118, utiliza el nombre de Abadón como “palabra sagrada”. Siendo que los miembros de este grado, afirman ser los únicos discípulos verdaderos de San Juan Evangelista. Ellos afirman de es el Ángel Exterminador, el mensajero celeste de Cristo el del Juicio Final. Es también la palabra hebrea que significa un lugar de destrucción o ruinas. También se identifica con muerte. En la literatura judaica se emplea para designar la región más profunda del infierno. En el libro del Apocalipsis del apóstol San Juan, se describe el ejército de langostas como semejantes a caballos de guerra, con cara humana y corona de oro, con cabello de mujeres y dientes similares a los del león, tenían corazas de hierro, colas como escorpiones, con aguijones. En las colas tenían el poder de dañar a los hombres durante cinco meses.». Existen entre las diferentes versiones, cantidad de interpretaciones que apuntan a designar que Abadón, es, Satanás, Asmodeo, Jesús, Otro demonio, o un lugar en el cielo o en infierno; esta es, tal vez, una de las figuras de la demonología/angelología, más polémicas para los más fieles de los credos correspondientes que abarcan esta entidad. Fuentes: -Inframundo Gótico -Mitos.co -Astrología ascendente Ilustración de: http://boxheadstudio.deviantart.com/

SoulOne Mitología Griega Pandora «Solemos utilizar la frase "abrir la caja de Pandora" cuando queremos decir que alguno de los actos que realizamos en la vida nos van a traer nuevos males o nuevas desgracias. La historia de Pandora y su famosa caja se enmarca dentro del mito de Prometeo, que robó el fuego a los dioses para entregárselo a los hombres, según nos cuenta la mitología griega. La historia de Pandora es una venganza de Zeus como parte de un castigo a Prometeo por haber revelado a la humanidad el secreto del fuego. Por orden de Zeus padre de los dioses, Hefesto (dios del fuego), famoso por sus habilidades, formó la estatua de una hermosa doncella. La propia Atenea que, celosa de Prometeo, habíase trocado en su enemiga, echó sobre la imagen una vestidura blanca y reluciente, aplicóle sobre el rostro un velo que la virgen mantenía separado con las manos, coronóla de frescas flores y le ciñó el talle con un cinturón de oro, adornada maravillosamente con policromas figuras de animales. Hermes, el mensajero de los dioses, otorgaría el habla a la bella imagen, y Afrodita le daría todo su encanto amoroso. De este modo Zeus, bajo la apariencia de un bien, había creado un engañoso mal, al que llamó Pandora, es decir, la omnidotada; pues cada uno de los Inmortales había entregado a la doncella algún nefasto obsequio para los hombres. Condujo entonces a la virgen a la Tierra, donde los mortales vagaban mezclados con los dioses, y unos y otros se pasmarón ante la figura incomparable. Pero ella se dirigió hacia Epimeteo, el ingenuo hermano de Prometeo, llevándole una caja regalo de Zeus. En vano aquél había advertido a su hermano que nunca aceptase un obsequio venido del olímpico Zeus, para no ocasionar con ello un daño a los hombres; debía de rechazarlo inmediatamente. Epimeteo, olvidándose de aquellas palabras, acogió gozoso a la hermosa doncella y no se dio cuenta del mal hasta que ya lo tuvo. Pues hasta entonces las familias de los hombres, aconsejadas por su hermano, habían vivido libres del mal, no sujetos a un trabajo gravoso, y exentos de la torturante enfermedad. Pero la mujer llevaba en las manos su regalo, una gran caja provista de una tapadera. Apenas llegada junto a Epimeteo abrió la tapa y en seguida volaron del recipiente innumerables males que se desparramaron por la Tierra con la velocidad del rayo. Oculto en el fondo de la caja había un único bien: la esperanza; pero, siguiendo el consejo del Padre de los dioses, Pandora dejó caer la cubierta antes de que aquella pudiera echar a volar, encerrándola para siempre en el arca. Entretanto la desgracia llenaba, bajo todas las formas, tierra, mar y aire. Las enfermedades se deslizaban día y noche entre los humanos, solapadas y silenciosas pues Zeus no les había dado la voz. Un tropel de fiebres sitiaba la Tierra, y la muerte, antes remisa en sorprender a los hombres, precipitó su paso. La vejez, la enfermedad, la fatiga, la locura, el vicio, la pasión, la plaga, la tristeza, la pobreza, el crimen; todos los males del mundo se habían extendido por la tierra y sólo la esperanza quedó oculta en el fondo del arca». A pesar de que ha sido este el relato electo; es debido decir que existen otras versiones del mito. En algunas, Pandora no era consciente de lo que hacía ni del mal que traería consigo al abrir la caja, ya que inclusive, según una versión, Zeús le da la caja por obsequio a esta para que se la dé cómo regalo de bodas a Epimeteo, pero ella, ante su curiosidad, la abrió sin permiso y con descuido, y por miedo, la cerró antes de que la esperanza fuese liberada; también existe la versión de que la caja fue enviada directamente a Prometeo, quien no la acepta, y ante la curiosidad, Pandora decide ver qué hay dentro de ella. Cabe acotar también, que “Prometeo”, trae por epígrafe el ser quien “se adelanta en pensamiento, el previsor”; “Epimeteo” es visto cómo “quién reflexiona tarde; pensamiento-tardío”. Fuente: Errores históricos Ilustración de: http://dahlig.deviantart.com/

SoulOne Demonología. Leviatán. « Considerado como uno de los “Siete Príncipes del Infierno”, Leviatán es para muchos interpretes una forma simbólica del mismo Satanás. Él es el “Dragón que está en el mar” del que habló el profeta Isaías , la Serpiente Antigua, el terrible “Amo Demonio de los Océanos” referido en el Diccionario Infernal de Collin de Plancy… Leviatán (לִוְיָתָן: “torneado”, “en espiral”; pronunciado como “Livyatan” en hebreo estándar y como “Liwyatan” en hebreo tiberiano), asociado y a veces hasta visto como un sinónimo del mismo Satanás, es también una bestia marina del Antiguo Testamento y de la tradición judía. Pese a que en hebreo moderno su nombre simplemente significa “ballena” y pese a ser considerado una mera bestia bíblica por ciertos intérpretes, “Leviatán” ha sido y será siempre un nombre que en el imaginario popular y en la mente de algunos expertos traiga consigo cuestiones relacionadas con El Mal y los demonios. En el Cristianismo, Leviatán es usualmente considerado como una forma de Satanás, asociación que en gran parte se debe a que la expresión “serpiente antigua” se vincula con ambos nombres. Algunos intérpretes han sugerido que Leviatán es un símbolo de la Humanidad que se opone a Dios; en este lineamiento teórico, también han dicho que las bestias del Libro de Daniel y del Apocalipsis son en realidad seres metafóricos. Por otra parte y en base a muchos pasajes del Antiguo Testamento, Leviatán ha pasado a ser una representación de las naciones —Asiria y Egipto, por ejemplo— en guerra contra Israel, por lo que en un segundo plano simbólico Leviatán podría representar al Demonio al poderse interpretar a Israel como el Pueblo de Dios. Se cree que, antes de caer, Leviatán pertenecía a la orden de los Serafines, la primera jerarquía angélica de entre las nueve existentes. Así, Leviatán habría estado entre los “ángeles de la caridad”, entre los seres que están más cerca del Padre y que pasan la eternidad contemplando y disfrutando la belleza del Todopoderoso y cantándole a su gloria sempiterna mientras esparcen sus rayos de amor sobre la Creación. En la demonología medieval algunos creían que Leviatán era un demonio acuático que intentaba tomar posesión de las almas y que resultaba muy difícil de expulsar mediante el rito exorcista. Otros simplemente lo veían como una imagen de Satanás. Para Santo Tomás de Aquino, Leviatán era el demonio de la envidia y, de entre todos los habitantes del Averno, él era el primero en encargarse de castigar a los envidiosos. Según el jesuita Peter Binsfeld, Leviatán es, dentro de los siete príncipes del infierno, el que representa el pecado capital de los celos. Al menos así lo describe dentro de su De confessionibus maleficorum et sagarum, libro que es uno de los pilares de la demonología renacentista (fue publicado en 1589). Más tarde, Sebastían Midhaelis habría de dividir a la elite de los demonios en tres categorías, poniendo ocho demonios en la primera, cinco en la segunda y tres en la tercera. Allí Leviatán sería situado en la primera categoría como un demonio caracterizado por atacar las creencias religiosas, por inducir al paganismo, al ateísmo, al escepticismo arreligioso… Dentro de todo lo que se ha dicho sobre Leviatán hay algo de suma importancia en tanto que supuestamente fue dicho por un demonio…De esto nos habló el Padre Sebastien Michaelis en sus escritos sobre el caso de posesión de la hermana Madeleine, acaecido en 1647 dentro del convento de Louviers en Aix-en-Provence. Ahí, Sebastien Michaelis nos cuenta que, en el contexto de los exorcismos, el demonio Bablerith (uno de los tantos demonios que poseían a la monja de dieciocho años) soltó los nombres de los otros demonios que poseían a la monja, dentro de los cuales estaba Leviatán, demonio que, según dijo Balberith, tendría de enemigo especial a San Pedro, se encargaría de incitar a los hombres a cometer sacrilegios y sería el gran enemigo de los santos. Ya casi dentro de lo que es la actual demonología, en su Diccionario Infernal publicado en 1863, Collin de Plancy nos presentará al alto mando infernal dividido en cinco grupos: el primero, de príncipes y altas dignidades; el segundo, el de los llamados “ministros de despacho”; el tercero, el de embajadores; el cuarto, el de los encargados de impartir la justicia en el infierno; y el quinto, el de los encargados de las distintas funciones dentro de la gran mansión llamada “Casa de los Príncipes”. Dentro de todas esas divisiones Leviatán se encuentra en el grupo de los ministros de despacho y ocupa la función de Gran Almirante, dirigiendo la Armada del Infierno y siendo así mismo el “Amo Demonio de los Océanos” y el “Rey de las Bestias”, títulos de los cuales el primero comporta la cualidad de que Leviatán no puede ser lastimado por arma humana alguna cuando se materializa. Finalmente, de acuerdo a La Biblia Satánica de Antón Szandor LaVey, Leviatán es, dentro de los llamados “Cuatro Príncipes de la Corona del Infierno”, aquel que representa al elemento del agua y gobierna el Oeste en el infierno y en la Tierra (en tanto zona que sufre influencias demoníacas). Al pertenecerle el elemento del agua, Leviatán es asociado con la vida y la creación y, en el marco de los rituales satánicos, se lo representa con un cáliz. La Iglesia de Satanás usa, para representar a Leviatán, las cinco letras hebreas de “לִוְיָתָן” dispuestas en las cinco puntas del Sello de Baphomet. Las letras deben ser leídas en orden de las manecillas del reloj, comenzando desde la que está en la punta que señala hacia el sur: el nombre se lee como “LVITHN” y significa “Leviatán”». Fuente: “Demonología.net”. Ilustración de: http://zeeksie.deviantart.com/

SoulOne Demonología Asmodeo « Asmodeo es concebido como el demonio responsable de pervertir los deseos sexuales de los humanos, de motivar la voluptuosidad y hacer que las almas, dantescamente hablando, sean condenadas al Segundo círculo del Infierno. Para el papa Gregorio el Grande perteneció en su pasado angelical a la Orden de los Tronos y en el Renacimiento fue visto como el príncipe de la lujuria dentro de los llamados “siete príncipes del infierno”, categoría en que cada príncipe representaba un pecado capital. -Etimología y origen Su origen pertenece al Mazdeísmo (o Zoroastranismo) persa: allí el demonio servía directamente al mal principal (Angra Mainyu), conocido por nosotros como Lucifer. Era sin embargo un demonio distinto de aquel que nos legó la tradición judía: era un demonio de la ira, lo cual ha quedado reflejado en el hecho de que el nombre “Asmodeo” se deriva de “ashma-daeva” en el idioma avéstico, palabras que se traducen como “ira-demonio”. Esta entidad es conocida en distintas culturas, razón por la que tiene varios nombres como: “Chammaday”, “Asmodeus”, “Asmodaios”, “Asmoday”, “Ashmadia”, “Asmodée” en francés, y “Asimodai” en rumano, entre otros más. Shakespeare escribió sobre él abreviando su nombre a “Modo”. Asmodeo fue incorporado al judaísmo como un espíritu malvado en el Talmud y en los textos de la construcción del Templo de Salomón, donde es descrito como “la criatura del juicio” aunque también es el responsable de crear la música, el drama y la danza. En el Talmud existe una leyenda que dice como el rey Salomón manipuló al demonio para que construya el Templo de Jerusalén, además existe una fábula en la que el Rey Salomón cambió lugares con Asmodeo. -El demonio de la lujuria Nada mejor para mostrar el rol de éste demonio que las palabras que el mismo profiere en el Testamento de Salomón: ‹‹Soy llamado Asmodeo entre los mortales, y mi negocio es conspirar contra los recién casados de modo que no se conozcan. Yo los quebraré con varias calamidades. Me arrebata la belleza de las vírgenes y anhelo sus corazones…Yo transporto a los hombres a los lapsos de la locura y el deseo cuando ellos tienen sus propias esposas, así ellos las abandonan y se escapan de día y de noche con otras que pertenecen a otros hombres, con el resultado de que incurren en el pecado y caen en actos criminales›› En el Libro de Tobías, el arcángel Rafael le enseña a Tobías como deshacerse del demonio que —con el fin de impedir que consumen su unión— había matado a los siete maridos anteriores de Sarah en las noches de boda. El ritual consistía en esperar tres noches después de su boda para tener relaciones, también debía atrapar un pez y colocar su corazón e hígado en carbones encendidos. Los vapores producidos con el hechizo forzaron a Asmodeo a huir a Egipto, lugar donde fue atrapado por el arcángel Rafael. En el folclor judío, Asmodeo era el hijo de un hombre mortal y del ángel de la prostitución (Naamah), escritos dicen que su padre era Adam y que lo concibió mientras estaba casado con Lilith. De acuerdo a los textos del año 100 y 400 antes de Cristo, el origen del demonio dice: “Yo nací de la semilla de un hombre y un ángel.” Dentro de las fábulas de la biblia hebrea, Asmodeo es el demonio de la ebriedad y lujuria, el que disfruta de estrangular a las novias en su noche de bodas dentro de la recámara nupcial, evitando así que consumen su amor. Durante el siglo XIX, parejas en varias regiones de Francia, Alemania y los Balcanes siguieron el ejemplo de Tobías y Sarah, esperando tres días luego de la noche de bodas para efectuar la unión carnal. Mas estuvo el caso de los esposos franceses, los cuales pagaban un diezmo a la Iglesia para tener permiso y obviar esa regla… En los textos hebreos, Asmodeo era miembro de los ángeles serafines, la jerarquía más alta en el Reino del Cielo. En el contexto de la historia del Cristianismo, este demonio era adorado por las brujas de la Edad Media, razón por la que en 1617 se lo acusó de poseer a las monjas de Loudun en el pueblo de Poitiers Francia. Dentro del libro mágico Lemegeton, Asmodeo es descrito como una entidad cuyo rostro (uno de sus rostros, mejor dicho) y torso son de un humano, además de que cabalga un dragón portando una lanza y tiene 3 cabezas: una de carnero, un toro y un ogro, figuras todas asociadas comúnmente con lo licencioso. En el Diccionario Infernal escrito por Collin de Plancy, Asmodeo también tiene piernas de gallo, un ave conocida por su vigor sexual, además posee una cola de serpiente y cabalga un león con cuello y alas de dragón, criaturas que están asociadas con el deseo y venganza. El demonólogo holandés Johann Wier, lo describió como “el banquero de la mesa de bacará en el infierno” y también el que controla todas las casas de apuestas en la Tierra. Para invocarlo, el hechicero debe tener la cabeza descubierta como señal de respeto hacia el demonio, de lo contrario el demonio lo engañará. Si la invocación está bien realizada, Asmodeo entregará un anillo con propiedades mágicas y lo llevará al invocador a un tesoro escondido. De acuerdo con el texto La llave menor de Salomón, Asmodeo está en el rango 32 de la lista de demonios poderosos, mas todas las observaciones concuerdan con su trabajo de fomentar el deseo carnal. También en ese libro se describe la reunión que Salomón tuvo con el demonio, en el que el poderoso monarca lo interrogó severamente y Asmodeo le dijo que su reino sería dividido. Así mismo se revela que Asmodeo fue vencido por el ángel Rafael y que el demonio detesta al agua y a las aves porque le recuerdan a Dios… Los estudios de Sebastián Michaelis sobre el texto satánico de 1486, el Malleus Maleficarum, ponen a Asmodeo como el demonio de la lujuria, cuyo poder es más fuerte en el mes de noviembre. Sin embargo otros expertos en demonología dicen que su signo zodiacal pertenece a Acuario y que se presenta durante enero 30 y febrero 8. En el infierno Asmodeo comanda 72 legiones de demonios bajo el servicio del emperador Lucifer. Teólogos cristianos comparan a Asmodeo con Abadón, y para muchos autores este demonio es el príncipe de la venganza y el protector de los homosexuales masculinos, debido a que dicha naturaleza sexual era vista como una forma de seducción por parte de las fuerzas demoníacas. -Poder infernal Para corromper al humano incitando a que se lo invoque, Asmodeo entrega anillos que están influenciados por los astros. Los humanos que los portan ganan la habilidad para hacerse invisibles. También da la capacidad de leer los pensamientos de otros y sabe dónde hay tesoros escondidos. Finalmente el demonio puede instruir al hombre en el arte de la geometría, aritmética, astronomía y artes mecánicas. Se supone que exorcizar un cuerpo poseído por Asmodeo no es una tarea fácil, pues el clérigo debe saber su nombre real para que sus palabras tengan efecto. -Demonio sin tiempo En el escrito The Devil on Two Sticks, su autor Alain-René Lesage presenta a Asmodeo como una persona atractiva con buenos modales y una personalidad encantadora. En el texto el demonio en forma de humano cojea de una pierna herida cuyo origen estaría en su caída del cielo. En el conocido juego de mesa Calabozos y Dragones, Asmodeo aparece como un malvado y poderoso príncipe de los nueve infiernos. Este demonio ha hecho su aparición en la popular serie de televisión Charmed y en la película Gabriel en el 2007; en ésta última, el actor que interpreta a Asmodeo lo presenta como un narcisista». Fuente: “Demonología.net” Ilustración de: http://cryptfever.deviantart.com/