MÁLAGA, INNOVACIÓN COMO CULTURA