Por qué siempre te toca la cola más lenta

Por qué siempre te toca la cola más lenta